lunes, 13 de mayo de 2019

jueves, 9 de mayo de 2019

Todas las tribus, La Tribu

La política persecutoria* del gobierno porteño contra los espacios de cultura independiente, autogestiva y comunitaria ha dado otro golpe el fin de semana último con la clausura del BAR LA TRIBU. El lugar es, además de punto de encuentro de numerosas movidas culturales, un medio fundamental para el sostenimiento del colectivo que diariamente construye fmlatribu.com desde hace 30 años. Precisamente, el operativo burocrático-represivo (una "inspección" a la madrugada) se dio en momentos en que se preparaban los festejos por las tres décadas de encendido constante, reafirmando que SIN AIRE NO HAY FUEGO.

Un año atrás, en un otoño menos húmedo que éste, pasábamos por ese cálido y colorido rincón del barrio porteño de Almagro, en ocasión de una entrevista que hicimos para las presentaciones de DOS VECES, VOCES en CABA y conurbano. La foto es de un instante feliz, proyectos mediante, con la puerta del bar como fondo.

Hoy nos encontramos mirando esa puerta desde lejos, imaginándola con la infame faja de CLAUSURADO que dos inspectores de la administración de Larreta le colocaron el domingo, con la diligencia y prontitud que esa misma administración no tuvo para otorgar una habilitación que el bar había solicitado en tiempo y forma. Desde Tucumán, donde también los espacios de cultura independiente, autogestiva y comunitaria como Pangea sufren la persecución del Estado municipal (también en manos de la banda de "Cambiemos") que sumada a los ajustes económicos de los gobiernos nacional y provincial ponen en riesgo su propia continuidad, somos muchxs quienes estamos en alerta y en red solidaria con LA TRIBU y con todos los espacios y colectivos hermanos de resistencias, de punta a punta del país. Hoy más que nunca, todas las tribus La Tribu.

FOTO de la página de DVV: https://www.facebook.com/DosVecesVoces/photos/a.149222649076048/168476103817369/?type=3&theater

* A propósito de la "política persecutoria" del gobierno de Larreta, ver nota aquÍ:
https://www.nueva-ciudad.com.ar/notas/201905/40601-el-gobierno-clausuro-el-bar-la-tribu-en-la-previa-de-los-festejos-por-los-30-anos-de-la-radio.html
y el propio comunicado de LA TRIBU 88.7 FM"Burocracia estatal como herramienta de cierre de espacios culturales": https://www.facebook.com/notes/la-tribu-887-fm/clausura-del-bar-la-tribu-burocracia-estatal-como-herramienta-de-cierre-de-espac/10162081398265436/

Y a propósito de burocracia estatal, otra flagrante muestra de esa política persecutoria desde organismos estatales que deberían favorecer la cultura en vez de asfixiarla, la tenemos en Tucumán con la situación límite en que ha quedado La Gloriosa Sala Teatral por la decisión del Instituto Nacional del Teatro de hacer caer un subsidio que legítimamente le correspondía a esa sala. Este hecho ha provocado un gran perjuicio económico a sus gestores (artistas independientes) y complica gravemente su continuidad, dejándola al borde de un posible cierre después de 17 años de vida.


(Nota publicada originalmente en Facebook en las primeras horas del 08/05/19, como escrito de urgencia ante la noticia de la clausura del Bar La Tribu)

viernes, 26 de abril de 2019

"Debemos dejar el petróleo bajo el suelo"

OTRO MUNDO ES POSIBLE
Comunidades indígenas pararon en la Justicia de Ecuador la explotación de crudo
Último momento: acaba de sentarse un gran precedente, de repercusión continental, en la justicia ecuatoriana. Un tribunal falló en favor de las comunidades Waorani en su reclamo y de este modo suspendió una eventual explotación de crudo mientras el proceso escala a instancias judiciales superiores.
En la ciudad de Puyo, capital de la provincia de Pastaza, 16 (¡dieciséis!) comunidades Waorani exigieron que se reconozcan sus derechos y se les compense por los daños sufridos, que se remontan a 2012, cuando el Estado decidió licitar parte de su territorio ancestral para actividades petroleras. “Nuestra lucha -sostienen las comunidades- es por el bosque, por los ríos, por las generaciones futuras y por todo el planeta. ¡Debemos dejar el petróleo bajo el suelo!”.
La "nacionalidad Waorani", que habita el territorio hoy llamado Ecuador y ha sido desde siempre una de las resistencias más bravas y temidas por los primeros conquistadores, demandó judicialmente a ese Estado para que deje de actuar a favor de las empresas petroleras. “La lucha de los Waorani es la lucha histórica de nuestras nacionalidades, que simplemente están reclamando sus derechos. Que exista la consulta previa, libre e informada. Y mientras no exista la consulta previa, libre e informada, el gobierno está violando la Constitución y los acuerdos internacionales. En este sentido, el único camino es la lucha y la resistencia. Vamos a seguir defendiendo nuestros territorios”, afirma una voz Waorani.
Y a propósito de los "nuevos" conquistadores, un anciano rememoró ante el tribunal: "en el 2012 el gobierno (de Rafael Correa) vino muy poco tiempo a la selva para ofrecernos salud, educación, viviendas, pero nunca sabíamos que querían explotar petróleo. Nuestro territorio está sano, no hay contaminación. Nosotros, Pikenanis (sabios Waorani), nunca vamos a vender nuestro territorio a las petroleras. Queremos vivir bien en nuestro territorio".
Hace apenas unas horas se conoció la noticia de la victoria judicial de esta demanda, que fue sostenida con importantes manifestaciones en las que participaron otras naciones indígenas de la Amazonia ecuatoriana y también líderes indígenas de América del Norte.
Mientras aquí, bien al sur del Sur, vendedores de espejitos de colores de una y otra "ideología" (¿?) ponen las fichas en la aberrante explotación de Vaca Muerta, desde la profunda Amazonia las naciones originarias vuelven a enseñarnos que las soluciones, si las hay, vienen de un cambio de lo que se conoce como "matriz productiva" y, junto con él, un cambio de paradigma civilizatorio.
Otro mundo es posible, y no viene de los "costados", sino de abajo y de la ancestralidad.
Jallalla Nación Waorani! 🌈

✍️ D.A.T. para Hacía Blog Zaratustra / http://haciablog-zaratustra.blogspot.com (copyleft, comparta sin permiso)

Más info sobre los antecedentes en:

sábado, 20 de abril de 2019

Antiderechos y posverdad

La ley de divorcio no obliga a nadie a divorciarse.
La ley de matrimonio igualitario no obliga a nadie a casarse.
La ley de interrupción legal del embarazo no obligará a nadie a abortar.
Ahora bien: o mejor dicho, AHORA MAL...
La nueva ley de vacunación sistemática sancionada en enero (ley 27491, llamada de "control de enfermedades prevenibles por vacunación" y también conocida como "ley Yedlin") obliga a todo el mundo a vacunarse, con todo tipo de vacunas cuya efectividad y -sobre todo- cuya inocuidad está científicamente cuestionada: no hay acceso a prospectos para las personas vacunadas, como sí lo hay en cualquier medicamento comprado en farmacia, y así nadie sabe exactamente qué le inoculan en su torrente sanguíneo. ¿Será preferible tener aluminio o mercurio en sangre antes que exponerse a un hipotético contagio de enfermedades que, por otra parte, no siempre constituyen un peligro real? ¿Dónde queda aquello de que "en mi cuerpo decido yo"?
Yo no soy "anti-vacunas", por si alguien me quiere meter apresuradamente en alguna bolsa del Supermercado de la Posverdad. Aquí no se trata de etiquetas, sino de derechos, empezando por el derecho a la salud pública. Que puedas ir en cana o que te separen de tus seres queridos que están a tu cargo por no acceder a vacunaciones sistemáticas y desinformadas, va contra tus derechos y los de tus seres queridos. Si el Estado decide, sin tu consentimiento, que tu hijo o hija debe recibir una ignota (cuando no sospechosa) batería de vacunas como condición para acceder o permanecer en el sistema educativo, ese Estado está atropellando el derecho a la educación. Y si el Estado, para darme una licencia de conducir, un pasaporte o un título, me obliga a colocarme en el cuerpo algo que yo no quiero, evidentemente no estamos ante una presunta rivalidad de "provacunas" y "antivacunas" (por si no quedó claro, yo no soy "anti", y no me opongo a que quienes así lo deseen se vacunen como y cuanto quieran). Es más bien al revés: estamos ante una ley anti-derechos.
Yo adhiero al Consentimiento Informado y no a la vacunación obligatoria, desinformada y eventualmente compulsiva que la ley 27491 consagra en su letra. Por eso sostengo que esta ley debería ser urgentemente revisada, cuestionada y eventualmente derogada, en bien de los derechos humanos consagrados en la Constitución Nacional.

viernes, 12 de abril de 2019

Postales de guerra (memoria del arboricidio)

Cae la tarde. El cielo se ha nublado. En la vereda del Centro de Salud "Zenón Santillán", muchas almas hacen cola para el colectivo que las lleva de vuelta a los suburbios o al centro mismo de la indiferencia. Dentro del hospital donde hace unos años murió mi madre, otras almas han de estar decidiendo qué viaje emprender y con quiénes. Entre ellas, algunas que no hablan ni caminan, que nunca hablaron ni caminaron, no por alguna invalidez sino por su naturaleza de árboles. Sus cuerpos muestran los muñones de la enésima "poda", decidida hace dos meses, en pleno verano de 40º por vaya a saber qué autoridad competente, a partir de vaya a saber qué criterio.
No hay una guerra formalmente declarada, pero en el hospital que es orgullo del sistema de salud pública, sus víctimas, los amputados, se exhiben desnudos y dolientes sin que nadie se conduela ni tan siquiera se estremezca. Los brazos tronchados miran ciegos hacia las nubes, preguntándoles en silencio por la visita del agua. A media cuadra de ellos, otros miembros recién cortados yacen en el suelo, entre un charco de follaje: hoy, jueves 11 de abril de 2019, alguien hachó otro árbol del predio del hospital, esta vez el de la esquina de avenida Avellaneda y Santa Fe.
Se sabe que a pocas cuadras, en el centro mismo de la ciudad, la postal se repite, con otros rostros de madera y su similar mueca de dolor. A su alrededor también pasan los rostros resecos de los transeúntes, con bolsas, portafolios y mochilas que cuelgan de los muñones de sus almas.
No hay parte de guerra. Ni bitácora de conquistador. Ni apenas expediente de funcionario público. Sólo hay otra víctima de una larga cacería donde el cazador apunta reiteradamente contra su propio corazón, sin saberlo. Ese corazón que los árboles auxilian y oxigenan todos los días de su vida, sin caminar, sin hablar, al menos no en la lengua del cazador.

domingo, 3 de marzo de 2019

Franco Macri se fue sin condena

Marzo de 2010: Cristina y Franco Macri en Lima, en el acto de lanzamiento del Consejo Empresarial Binacional de Integración
e Inversiones, organismo presidido por el propio Macri desde el lado de la República Argentina. Leslie Pierce, su par peruano
y sostén del recordado Alan García, copresidía la alianza empresarial y el propio acto de lanzamiento, orgullosamente
cubierto por la prensa oficialista argentina.
LO SIENTO 
(desvaríos de uno que no fue su aliado ni el de su hijo)

🏴‍☠️
Ustedes son muy jóvenes para acordarse, tal vez*. Pero uno que ya es viejo sabe que murió un delincuente que "robó" (es poco decir, créanme) con TODOS LOS GOBIERNOS, desde la dictadura genocida en que se enriqueció ilícitamente -¡criminalmente! - hasta la "democracia" del hambre, ya sea Alfonsín, Menem o De la Rúa el gerente corporativo. Yo no olvido, en estos tiempos de ALIENACIÓN electoral, que el que murió fue el "empresario nacional" estrella de los gobiernos kirchneristas; el aliado nacional y RRPP internacional en los viajes presidenciales para vender -literalmente- el país; el mascarón de proa "empresarial" de aquellas comitivas nacionales, populares e inclusivas (?).
Ustedes son muy jóvenes, tal vez, o simplemente han cancelado una parte de la memoria. Pero ya que están leyendo estos desvaríos tengo que decirles, con dolor y franqueza, que murió más que un ALIADO FUNDAMENTAL, un MILITANTE ORGÁNICO del gobierno de Cristina, aunque su propio hijo (eso es otro tema) era por entonces el más patético referente de "la opo" desde el gobierno de la CABA, al que ni papá Franco lo apoyaba como podía pensarse, ni Cristina lo combatía como podía suponerse. Más bien la presidente y el progre-cinismo de su 'think tank' co-crearon al frankenstein Mauricio, le dieron andadura y entidad presidenciable para usarlo como saco de boxeo y hasta le dejaron la casa en orden: le heredaron al Heredero las leyes "antiterroristas" y un trabajo exhaustivo de extranjerización de la economía, saqueo de los llamados "recursos naturales" (la Pacha, la vida misma) y lobotomización masiva de los ciudadanos-consumidores a quienes se les vendió en cuotas un producto berreta y muy tóxico made-in-capitalismo: la Inclusión por el Consumo. Así quedamos.
💔
Franco Macri se fue de este mundo sin condena ni cárcel. Lo siento mucho: lamento profundamente esa falta de justicia. Mientras hoy mucha gente, por convicción, insensibilidad u oportunismo, "acompaña en el sentimiento" a este Hijo de Macri que nos gobierna (incluidas las condolencias de sus antecesores Menem y Cristina), y mientras mucha otra gente, la más cercana a mis afectos, "festeja" la muerte del canalla (un hecho natural y previsible, nada épico) como si fuera un triunfo popular o algo así, yo me quedo preocupado por esta forma de vivir la política de una sociedad intoxicada en todos los niveles. No por nada el fracking de Vaca Muerta (orgullo de Kiciloff tanto como de Dujovne), el agronegocio mafioso y omnipresente y la minería tóxica e ilegal que por "izquierda", "centro" o "derecha" todos bendicen, son políticas de Estado en la Argentina de los Macri, gobierne quien gobierne.

D.A.T.
🌈
* Todo está SEMBRADO en la memoria. La cuestión es si seremos capaces de regar esa siembra con agua limpia y pura, sin los tóxicos de la realpolitik ni tampoco los otros. Despierta Humanidad, dijo una tal Berta Cáceres.

jueves, 28 de febrero de 2019

Versos perversos


Doctores
torturadores.
Monseñores
torturadores.
Gobernadores
torturadores.
Pastores
torturadores.
Legisladores
torturadores.
Opinadores
torturadores.

Objetores
y negadores
y operadores
y directoras y directores
torturadores.
Senadoras y Senadores
torturadores.

Señoras muy señoras
y muy doctoras
torturadoras
y señores confesores
y represores,
padres, tutores
torturadores.

Hay tanta rima fácil
que nos hace la vida difícil
en este No Jardín
de la No República,
a esta hora en que una debería estar jugando
y soñando con vivir
fuera de peligro
en buen Estado.


Daniel Aráoz Tapia 
A Lucía Sin Derechos
Tucumán, febrero 2019

lunes, 25 de febrero de 2019

Aka Pacha

Los indígenas fuimos y somos, ante todo, seres contemporáneos, coetáneos, y en esa dimensión -el aka pacha- se realiza y despliega nuestra propia apuesta por la modernidad. El postmodernismo culturalista que las elites impostan y que el Estado reproduce de modo fragmentario y subordinado nos es ajeno como táctica. No hay "post" ni "pre" en una visión de la historia que no es lineal ni teleológica, que se mueve en ciclos y espirales, que marca un rumbo sin dejar de retornar al mismo punto. El mundo indígena no concibe a la historia linealmente, y el pasado-futuro están contenidos en el presente: la regresión o la progresión, la repetición o la superación del pasado están en juego en cada coyuntura y dependen de nuestros actos más que de nuestras palabras. El proyecto de modernidad indígena podrá aflorar desde el presente, en una espiral cuyo movimiento es un continuo retroalimentarse del pasado sobre el futuro, un "principio esperanza" o "conciencia anticipante" (Bloch) que vislumbra la descolonización y la realiza al mismo tiempo.
🌈 
Silvia Rivera Cusicanqui, Una reflexión sobre prácticas y discursos descolonizadores (Ediciones Tinta LImón, Buenos Aires, 2010)

sábado, 2 de febrero de 2019

Samba da utopia / Jonathan Silva



Se o mundo ficar pesado eu vou pedir emprestado a palavra POESIA. Se o mundo emburrecer eu vou rezar pra chover palavra SABEDORIA. Se o mundo andar pra trás vou escrever num cartaz a palavra REBELDIA. Se a gente desanimar eu vou colher no pomar a palavra TEIMOSIA. Se acontecer afinal de entrar em nosso quintal a palavra tirania. Pegue o tambor e o ganza vamos pra rua gritar a palavra UTOPIA.

jueves, 10 de enero de 2019

Haiku para la Reynamora (Haikumbre)



Manos que escriben. 
Vuelo y nido en la tela. 
Aguja y agua. 


Haikumbre 
Daniel Aráoz Tapia 

(dedicado a la Reynamora Azul, que cosía este parche de la Cumbre del Agua en un patio de San Fernando del Valle de Catamarca en septiembre 2018) 

Foto de Patricia Morante